NO ES OBLIGACIÓN DE LOS ABUELOS MANTENER A SUS NIETOS: SCJN

Cuando su ex esposo renunció a su trabajo y no pudo pagar la pensión alimenticia de sus dos hijos, la mamá demandó al abuelo paterno de los niños para que se hiciera responsable del pago.

En primera instancia se condenó al abuelo a cumplir. Inconforme con dicho fallo, interpuso recurso de apelación, aduciendo que los abuelos son sujetos obligados al pago de una pensión alimenticia sólo en caso de demostrarse la incapacidad física o mental de los padres para cumplir con dicha obligación.

El caso llegó a la Corte y determinó que el abuelo no se encuentra obligado en este caso a cubrir los alimentos de sus nietos, pues la pérdida del empleo es circunstancial pero no es impedimento absoluto que exima al padre de cumplir sus obligaciones derivadas de la patria potestad.

Coincidimos plenamente con el sentido de la resolución emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ya que consideramos que la obligación alimenticia de los padres hacia sus hijos deriva directamente del ejercicio de la patria potestad, por lo que ambos están obligados a satisfacer el requerimiento alimentario de sus hijos de forma igualitaria y sin distinción de género, pues se trata de una obligación solidaria entre ellos.

En cambio, la obligación a cargo de los ascendientes en segundo o ulterior grado, es decir, a los abuelos en ambas líneas (materna o paterna), no deriva de la patria potestad, sino de un principio de solidaridad familiar, basado en una expectativa de asistencia recíproca.

Para que se actualice la obligación subsidiaria de los abuelos es preciso que los progenitores padezcan alguna enfermedad grave,  el fallecimiento de ambos, se encuentren inhabilitados para el trabajo o enfrenten un obstáculo absoluto ,para satisfacer las necesidades de sus descendientes; de ahí que cuando se alude a la imposibilidad, debe entenderse como un impedimento absoluto y de gran trascendencia que imposibilite a los padres a cubrir los alimentos de sus hijos; así, el hecho de que los progenitores no tengan trabajo, es insuficiente para actualizar la obligación subsidiaria de los abuelos, pues además de que pueden conseguir un empleo por medio del cual obtengan recursos para satisfacer las necesidades alimenticias de sus menores hijos y las suyas propias, en todo caso, también sería preciso verificar que no tienen bienes con los cuales satisfacer esas necesidades.

Amparo Directo en Revisión 3929/2013 Ponente: Ministro José Ramón Cossío Díaz Archivo del expediente: http://bit.ly/2MPIejr #SentenciasRelevantes #LaCorteProtegeTusDerechos

VISITA DOMICILIARIA. TRATÁNDOSE DEL LEVANTAMIENTO DE ACTAS PARCIALES ES INNECESARIO QUE PRECEDA CITATORIO PARA QUE EL VISITADO O SU REPRESENTANTE PUEDA ESTAR PRESENTE EN LA DILIGENCIA RESPECTIVA.

El deber impuesto a los visitadores en los artículos 44, fracción II, y 46, fracción VII, del Código Fiscal de la Federación, consistente en dejar citatorio cuando el contribuyente visitado o su representante no se encuentre presente al inicio de la visita domiciliaria o al formular el acta final, para que los esperen a una hora determinada del día siguiente a efecto de que se lleve a cabo la diligencia respectiva, no es aplicable tratándose de las actas parciales de visita, ya que lo asentado en ellas no trasciende a la esfera jurídica del gobernado ni temporal ni definitivamente, pues únicamente constituye el reflejo de los actos de ejecución de una orden de visita y simples opiniones que, en todo caso, servirán de motivación a la resolución liquidadora que pudiera llegar a dictarse, lo que cobra relevancia al tener en cuenta que, previo a levantar la última acta parcial, las autoridades fiscales deben informar al contribuyente que puede acudir a sus oficinas para conocer los hechos u omisiones asentados en las actas parciales que pudieran entrañar el incumplimiento de sus obligaciones fiscales, para que tenga oportunidad de presentar las constancias que estime pertinentes a fin de desvirtuarlos, o bien, para corregir su situación fiscal, dentro del plazo que debe mediar entre la última acta parcial y el acta final, de lo que se sigue que la circunstancia de que el contribuyente visitado o su representante no esté presente al levantarse un acta parcial no le depara perjuicio alguno y, por ende, es innecesario que preceda citatorio para que se lleve a cabo la diligencia respectiva.

SEGUNDA SALA

Contradicción de tesis 44/2018. Entre las sustentadas por los Tribunales Colegiados Tercero de Circuito del Centro Auxiliar de la Segunda Región, con residencia en San Andrés Cholula, Puebla, y Primero en Materia Administrativa del Sexto Circuito. 16 de mayo de 2018. Unanimidad de cuatro votos de los Ministros Alberto Pérez Dayán, Javier Laynez Potisek, José Fernando Franco González Salas y Margarita Beatriz Luna Ramos. Ausente: Eduardo Medina Mora I. Ponente: Alberto Pérez Dayán. Secretaria: Georgina Laso de la Vega Romero.

Esta tesis se publicó el viernes 03 de agosto de 2018 a las 10:11 horas en el Semanario Judicial de la Federación y, por ende, se considera de aplicación obligatoria a partir del lunes 06 de agosto de 2018, para los efectos previstos en el punto séptimo del Acuerdo General Plenario 19/2013.

La tesis por Contradicción 44/2018. Entre las sustentadas por los Tribunales Colegiados Tercero de Circuito del Centro Auxiliar de la Segunda Región, con residencia en San Andrés Cholula, Puebla, y Primero en Materia Administrativa del Sexto Circuito que ahora se analiza y que recientemente fue publicada, en nuestra opinión  va más allá de lo dispuesto por los artículos 44 fracción II y 46 fracción VII del código fiscal de la federación,  pues por una parte el artículo 44 fracción II establece con toda claridad que en los casos de visitas en el domicilio fiscal, las autoridades fiscales, los visitados, responsables solidarios y los terceros, al presentarse los visitadores en el lugar en donde deba de practicarse la diligencia, no estuviere el visitado o su representante, dejaran citatorio con la persona que se encentre en dicho lugar para que el mencionado visitado o su representante los esperen a hora determinada del día siguiente para recibir la orden de visita, si no lo hicieren la visita se iniciara con quien se encuentre en el lugar visitado, como podemos observar dicho precepto legal no distingue si la diligencia  que se trate, sea  para notificar actas parciales o actas finales , es decir,  el espíritu del legislador es, que para realizar cualquier visita y de no encontrase el visitado,   la autoridad forzosamente deberá  dejar el citatorio a que refiere el citado precepto legal, sin distinción de si se trata de actas parciales o actas finales,  en la tesis que ahora se analiza se pretende modificar el espíritu del legislador permitiendo se omitan requisitos que garantizan  la seguridad jurídica  del visitado, maxime que la materia fiscal es de estricta aplicación, por otra parte el artículo 46 fracción VII, establece las reglas para las visitas domiciliarias, estableciendo que la visita en el domicilio fiscal y tratándose de actas parciales se entenderá que forma parte integrante del acta final de la visita aunque no se señale así expresamente, de lo anterior podemos concluir que las actas parciales seguirán el mismo tratamiento de las actas finales y no como equivocadamente se establece en la tesis que ahora se analiza, de todo lo anterior podemos concluir que nuestro máximo tribunal se está excediendo en sus funciones puesto que con tesis como la que ahora se analiza en la práctica está legislando, cuando dicha función en principio solo le corresponde al poder legislativo.

No Comments

Post A Comment

Ya contamos con la certificación de ISO

Ya contamos con la certificación de ISO